BLOG

¿Aguantarías un burka en tus pies?

A mi amiga X, el marido le impuso la ley del burka en los pies. Ella es alta. Él, como Torrebruno. Ella es guapa. Él, feo, muy feo. Partiendo de esta base, no podía soportar que ella le sacara unos cm. y mucho menos que se pusiera zapatos de tacón. Cuando ella se cansó de esta estupidez y de unas cuantas cosas más, lo mandó a Parla y le cantó aquélla canción de la Jurado que dice: ‘es un gran necio, un estúpido, engreído….falso enano rencoroso…’. Tiempo después, él le reconoció que lo que más le había dolido de todos aquéllos descalificativos fue el de enano. Entonces, a ella le dio pena y le mandó vía mail la dirección de un reputado psicoanalista al que él nunca fue. Espero que X me perdone por contar una anécdota de su pasado pero era imprescindible para introducir el tema de hoy. Y es que, reflexionando a mis 45, me doy cuenta de la tiranía a la que seguimos siendo sometidas. Se me ponen los vellos como escarpias al ver a las jovenzuelas en sus graduaciones. Parecen gigantes y cabezudos a punto de romperse. Todo sea por el chico de turno, ¡cómo no!.  No me dirán ellas ni ustedes que es cómodo o embellece a la mujer ir subida en un andamio. Hay albañiles que lo patean con más estilo y clase que muchas.
Y es que en pleno siglo XXI tiene que salir el gobierno vasco y el andaluz a sacar una campaña cuyo lema es ‘NO ES NO’, como Pedrito. Pero, ¿qué invento es éste?. ¿A estas alturas ( nunca mejor dicho) aún andamos así?. Andamos sobre tacones, o sea, igual que hace un siglo. Recuerdo a mi abuela que decía…’hija, para presumir hay que sufrir’ 🙁

Yo no tengo ese problema porque calzo un 42 y me cuesta la misma vida encontrar zapatos. Si los quiero cómodos, la dependienta me mira con compasión señalándome un par de filas de barcazas donde reza el cartel de ‘tallas especiales’. Y vaya si son especiales, ¡qué cosa más fea!. ¡Cómo pretenden los fabricantes  que nos coloquemos esos zapatos que nos hacen parecer auténticos machotes. “Pero, señora, tiene usted muchos colores donde elegir”…me dice la pobre, y yo la miro….sin saber si reír o salir corriendo. Si tengo un evento, rozo el más difícil todavía. En verano es más sencillo porque puedo comprarme un 41 y dejar que mis dedos asomen por delante aunque vaya limpiando las calles. Pero cuando llega el invierno….mejor no hablar…

El día de la sesión con Estefanía, esta guapísima rubia que traigo hoy, íbamos caminando hacia la playa y ‘los señores’, jóvenes y mayores, se la comían literalmente con los ojos porque no podían con otra cosa. Españolitos y extranjeros…con una cara de viciosos…Y yo pensaba si fuera al contrario, que nosotras, con nuestra cara más libidinosa, le hubiésemos dicho a alguno de ellos: ‘tío bueno, estás pá ponerte un piso’. Pues, sinceramente, no. Se trata de respeto y debemos empezar a respetarnos nosotras mismas bajándonos de los tacones. Y no, no es envidia por no encontrar de mi número…¿Qué número calzas tú?.

Hasta la semana que viene y ¡GRACIAS!.

fotografía luz natural Málaga
fotografía luz natural Málaga
Sesión fotográfica luz natural La Cala de Mijas
sesión fotográfica luz natural Mijas
fotografía luz natural Málaga
fotografía luz natural Málaga
sesión fotográfica La Cala de mimas
fotografía luz natural Málaga
sesión fotográfica La Cala de Mijas
sesión fotográfica La Cala de Mijas

 

Related posts:

6 comentarios
añade un comentario...

Tu email nunca será compartido o publicado. Campos requeridos *

  • Gemma - Completamente de acuerdo, en todo! y yo voy tambien en “zapatones” a mis 45, a pesar de que mi número es el 36-37. Y lo cómodos que son? 😉
    Bellísimas fotografías, como siempre. Besos!ResponderCancelar

    • Rocio - Jajajajajaja…claro que sí!! A estas alturas no va a sufrir uno por tonterías, verdad? Comodidad ante todo. Muchas gracias por pasar, Gemma!! <3ResponderCancelar

  • Cecilia - Hola Rocío!! Tu playa me encanta y la sesión está bárbara, como la modelo (y sí los señores de cualquier edad/nacionalidad no disimulan, aunque ahora las chicas no se quedan atrás). Mis pies valen más que unos tacones: soy de las ballerinas, loafers y zapatas en general con taco bajo. Además, cuando son muy altos se pierde la elegancia, caminás mal y tu espalda sufrirá las consecuencias más adelante; no lo digo yo, lo dicen los médicos 🙂ResponderCancelar

    • Rocio - Jejeje…es verdad. He visto alguna caída por la calle de alguna entonada…pobres!! Y, aunque ahora las chicas no se queden atrás, nunca superarán el descaro del universo masculino. Mil besos, Cecilia!! <3ResponderCancelar

  • Ana Martín - ¡Cuánta razón en lo que dices! A mis 45, me he bajado del andamio. Yo, que iba por la vida subida en diez centímetros de tacón. Pues nada, botas, zapatillas y todo muy bajito. Que no está una para sufrir, caramba. Hay cosas más importantes. Con zapato bajo se anda más distancia y más deprisa. 
    Eso sí, me siguen encantando los tacones… aunque sea desde lejos 🙂ResponderCancelar

    • Rocío Pérez Rodríguez - ¡Hola Ana!. Está claro que estiliza la figura y ensalza el atuendo pero, como bien dices, no hay ganas de seguir sufriendo y, desgraciadamente, como decía mi abuela, para presumir hay que sufrir…jejejejej….Así que reconozco que cada vez lo soy menos, a veces me regaño incluso porque ya casi ni me pinto pero es tan cómodo salir de casa con la cara lavada…Muchas gracias por pasar y ¡¡ feliz puente!!. BesosResponderCancelar

¡Hola!

Detrás de Click & Dream estoy yo. Mi nombre es Rocío Pérez. Me encontrarás por aquí cada lunes, compartiendo trocitos de mi trabajo, de mi vida y de lo que se me pasa por la cabeza. ¡Todo aderezado con muchas fotos!

Además de éste, tengo un segundo blog sobre recetas y fotografía culinaria. Si te gusta la cocina, ¡estás más que invitado a visitarlo. Puedes verlo aquí

¿Me sigues?

Bebés, niños, familias, embarazadas, parejas y todo lo que destila amor

Estilismo culinario para marcas y negocios de restauración

SUSCRÍBETE

A mi newsletter

y no te pierdas nada

reserva tu sesión

Menu